Detector Stealth Basic

PRUEBA STEALTH MOTO
Uno de nuestros colaboradores, nos ha cedido durante unas horas un detector Stealth Basic Moto, teóricamente un de detector de radar diseñado de un modo específico para su instalación en motocicletas. Con él, nos dispusimos a hacer una pequeña prueba que queremos compartir con los demás usuarios.

UNBOXING. ELEMENTOS DEL EQUIPO
Para empezar, nos encontramos con un embalaje de cartón bien presentado, que protege suficientemente el conjunto. Al abrir el retráctil, vemos los elementos del detector:

– Díptico de instrucciones: Muy corto en explicaciones, pero quizá suficientes, teniendo en cuenta que está dirigido al instalador y no al usuario.

– Centralita-chicharra: De calidad percibida baja, con un pequeño altavoz, sin aislamiento contra la humedad, y demasiado sencilla. Para abrir las bandas es necesario abrir la centralita y cambiar un “jumper”, como en los antiguos ordenadores. En lugar de conectar con conectores normales, hay que “pinchar” cada uno de los cables con un código de colores, siguiendo las instrucciones.

A proposito de esto, nos encontramos la misma centralita que nos venden en la antena Shadow3, mucho mas cara pero que, llevan la misma centralita…

– Antena (en este caso, basada en protocolo 975): Con un diseño EXACTO exteriormente al detector de la marca Beltronics. El cable y terminal también es idéntico al del 975. Lo consideramos copia. Sin embargo, el peso es inferior al de la marca americana.

– Cableado del terminal de la antena a la centralita: Sencillo. Es un prolongador del terminal de la antena a cables sencillos con terminales metálicos.

– Soportes para sujeción: Nuevamente, nos encontramos con un diseño casualmente exacto al de Beltronics.

– Led: De calidad percibida baja. No tiene la intensidad que consideramos mínima para que en una moto el conductor lo vea con claridad. 

Por supuesto, nos olvidamos de software, actualizaciones o mejoras.

PRUEBA AL DETECTOR
Con el fin de poder evaluar el detector en el poco tiempo disponible que teníamos, nos dirigimos a 3 radares para probarlo junto con el Beltronics STI-R Plus Intl., estando uno montado fijo, y el Stealth en modo “portátil” en parabrisas, sabiendo que en esa posición, gracias a la altura, en determinadas circunstancias debería ir mejor.

El resultado fue: 2 radares distancia similar y 2 radares con una distancia muy insuficiente.

Tampoco nos ha gustado que no emita ningún sonido de test en el encendido, que nos haga ver que el detector está funcionando.

DISEÑO ESPECÍFICO PARA MOTOCICLETA
No encontramos ningún signo de estar diseñado específicamente para moto. Es el detector Stealth con un LED, pero ni tiene estanqueidad en el cableado y conexiones, ni luz específica, ni centralita estanca. 

En nuestra opinión, es más un conjunto publicitado como algo especial (sin ningún aliciente) que un diseño específico.

LA ELECTRÓNICA
Curiosamente, al agitar la antena, oímos un pequeño ruido similar al de unas “maracas”. En un principio pensamos que quizá tenía un tornillo suelto, pero al abrir la antena, nos encontramos con una bolsa anti-humedad.

Desde nuestro punto de vista, inspira poca confianza tanto en estanqueidad como en profesionalidad en el desarrollo del producto.

Además, encontramos la conexión de la antena con el cableado con una placa intermedia, soldado a mano y con cinta aislante para separarlo de la electrónica de fábrica.

Al igual que en otros equipos de procedencia asiática, al abrir la antena observamos que tanto bocina como métodos de calibración guardan total similitud con los diseños ofrecidos por Rayee Technologies (lectura recomendada: CLICK AQUÍ).

Por último, al mirar el fondo de la caja, observamos que, curiosamente, lleva una BRIDA, pegada para algún tipo de soporte de la electrónica 

Fotos de la similitud nuevamente con los equipos ya antiguos con distintas denominaciones y foto de este equipo comparándola,

Siguiente entradaLeer más artículos