Comparando el rendimiento de dos detectores uno mismo

Se leen muchas veces de comparaciones entre detectores hechas por compañeros particulares, donde los resultados varían enormemente, e incluso a veces son lo contrario de los esperado. Esto se debe a que hay muchas circunstancias que pueden alterar los resultados de la prueba. Así que para que todos podamos realizar tests más objetivos y fiables para poder compartirlos con los demás, vamos a exponer los criterios más importantes que hay que vigilar:

•  No se pueden colocar los detectores uno al lado del otro.

En primer lugar, los detectores no solo escuchan por señales de microondas de los radares sino que también emiten una pequeña cantidad de radar ellos mismos, ye que son receptores súper-heterodinos. A estas emisiones que emiten los detectores se le llama “emisiones de oscilador local” (o señal LO).

Pues bien, resulta que estas emisiones interfieren con otros detectores si están lo suficientemente cerca, y esto quiere decir en el mismo coche, cuanto mas cerca pero. Ningún detector esta diseñado para ser invulnerable a estas interferencias, y no solo pueden causar falsas alarmas, sino que también puede reducir las distancias de detección de los detectores y de manera diferente en cada uno .

Puedes tener dos detectores en el salpicadero encendidos para compararlos y resulta que uno de ellos tardar mas en avisar del radar. Esta es la paradoja, resulta que el que aparenta mas lento no tiene porque ser el menos eficaz, sino que el otro detector puede ser mucho mas contaminante en señal LO y ejerce un mayor efecto sobre el otro confundiéndolo. O puede ser uno más sensible y ser más afectado que el otro. Pareciendo mejor el que no lo es.

De manera que los resultados son inservibles si tenemos un detector cerca del otro.

•  No ha de haber tráfico en la vía.

Cuando hay otros coches en la vía, estos rebotan la señal de radar de manera imprevisible. En unos casos provocan rebotes del radar que pueden facilitar la recepción del radar, y en otros casos pueden obstaculizar la “vista” del detector al radar empeorando su capacidad de recepción. De manera que el tráfico puede alterar las condiciones de la prueba y la comparación que queramos hacer.

Esto es especialmente cierto en los radares que están colocados apuntando en la misma dirección que el trafico, pues al no estar apuntando de frente al coche, la recepción por parte del detector es mas difícil y los rebotes influyen aun mas. Este es el caso del foto-radar, que además opera a una potencia menor por lo que su señal es más débil y difícil de captar. Los radares que tenemos en España, Multanova 6F, son de este tipo precisamente.

•  ¿Que fuente de radar es la mejor para comparar la diferencia en sensibilidad?

Primero, la fuente de radar ha de ser estacionaria, ya que si se esta moviendo, difícilmente podremos repetir las condiciones para cada prueba. Pero otra cosa muy importante para realmente probar la efectividad es como nos “encontramos con el radar” o su campo de acción. Es decir, si tenemos un radar de emisión muy débil que esta justo detrás de un cambio de rasante, es posible que los dos piten a la vez al superar el cambio de rasante, por encontrarse de lleno con el radar al mismo tiempo al salir de la “sombra” de la colina, y por lo tanto no veremos la diferencia de sensibilidad. Lo mejor es que el radar que escojamos nos ofrezca una aproximación gradual a su señal de manera que podremos exponer a los detectores a un aumento paulatino de la señal de radar para poder ver cual recoge la señal antes. Como en una recta llana por ejemplo, pero sin obstáculos importantes.

•  Hay que usar el mismo coche o similar instalación.

Los resultados de un mismo detector colocado en un coche pueden variar enormemente a otro coche, y es que el coche también influye como sabemos. Si estamos comparando detectores portátiles, tenemos que usar coches sin luneta atérmica (preferiblemente el mismo coche), ya que la luneta atérmica interfiere enormemente en la recepción del detector y los resultados están viciados. Y si no tenemos más remedio que usar con luneta atérmica o simplemente queremos compararlos en un coche con luneta atérmica, debemos usar el mismo coche para los dos y la misma posición exacta en el parabrisas, ya que las lunetas atérmicas son diferentes de coche a coche y pueden influir mucho así como el propio diseño del coche.

Si estamos comparando radares de instalación fija es mas difícil mantener una homogeneidad en la instalación ya que esta varia de modelo a modelo de coche, y en unos coches es mejor que en otras, o también según quien y como la han instalado. Así que debemos intentar revisar que las instalaciones son similares y principalmente que ninguna tenga ningún defecto obvio: que la antena este instalada en la misma área del coche (Ej.: lateral frontal derecho a similar altura), en la misma posición (vertical vs. horizontal, etc.), y con una visión a la carretera libre de cualquier objeto con contenido metálico o de carbono (Ej.: pintura metalizada, cromados, etc.).

•  Realizar varios intentos.

Aun así cada intento puede variar y preferiblemente se han de realizar varias mediciones para poder hacer una media de ellas. Con esto obtendremos una medición más fiable.

• En el mismo día y momento.

Las condiciones atmosféricas y ambientales (humedad de ambiente, visibilidad, precipitaciones, polvo en el ambiente, temperatura ambiente, etc.) tienen un efecto sobre la intensidad de la señal del radar, de manera que no debemos comparar mediciones hechos en días de condiciones muy distintas. De manera que lo ideal es hacerlas el día.

Siguiente entradaLeer más artículos