Detectores de radar

Actualmente existen dos tipos de sistemas anti-radares, los jammers que interfieren la señal que le emite el radar y los detectores de radar pasivos que escuchan las señales que emiten los radares y nos avisan de su presencia, algunos antirradares llevan incorporados sensores para alertarnos de la presencia de un láser, pero estos únicamente nos avisan cuando detectan la incidencia del láser en nuestro vehículo y la medición de velocidad ya ha sido realizada, por este motivo su utilidad es bastante limitada. (veasé inhibidores de láser para más información).


Los jammers de radar emiten señales con el fin de interferir las señales de los radares de la policía. Al interferirse la señal al pasar por delante de un radar este no puede realizar la medición, de esta forma el radar no puede determinar la velocidad a la que circula el vehículo y no es capaz de determinar si circula con exceso de velocidad.

El uso de sistemas jammers está prohibido, y son ilegales a nivel internacional, tanto su posesión como utilización, puesto que pueden poner en peligro la navegación aérea.

Los detectores de radar, a diferencia de los jammers de radar, no interfieren ninguna señal, sino que únicamente escuchan. Por hacer una comparación es como si tuviésemos un receptor de radio, que cuando encuentra una frecuencia determinada nos avisa, este sistema lo que hace es avisarnos cuando capta una señal de radar. De todas formas, aclaremos una cosa, estos detectores como veremos mas adelante emiten una pequeña señal en la banda en la que están trabajando, para su auto-calibración.

En España la legislación actual establece que esta prohibida la utilización de INHIBIDORES de radar o de láser y son completamente legales los DETECTORES de radar y avisadores de RADAR según la aprobación de la nueva Ley de Seguridad Vial que entró en vigor el pasado 24 de Mayo del 2010

En otros países europeos, si existen disposiciones especificas que prohíben la utilización y la posesión de detectores de radar, por ese motivo en países como Holanda, la policía esta equipada con sistemas de detección de detectores de radar, también conocidos como RDD, mas adelante podrás visualizar un vídeo de cómo funciona el detector de detectores.

Pero antes de entrar mas a fondo a analizar los detectores de radar, es necesario aclarar algunos puntos que son muy importantes, y que a lo largo del tiempo han dado lugar a distintas controversias.

¿Porque no todos los detectores de radar norteamericanos sirven para el mercado español?

Este hecho viene motivado principalmente por las diferencias entre los radares para el control de velocidad que emplea la policía en USA y los empleados por la policía española, así como la forma en la que lo emplean, la legislación vigente… y como afecta esto al rendimiento de los detectores.

En primer lugar algunos radares en USA trabajan en frecuencias distintas a las que emplean los radares en Europa, siempre refiriéndonos a frecuencias que se encuentran dentro de una misma banda de radar (Ej., Banda X, K, Ka y Ku),

De manera que la frecuencia que se emplea en USA dentro de la banda X, no es la misma que aquí. Allí se refieren a las frecuencias 9,400GHz o 10,525GHz que quedan dentro de la banda X, y en Europa los radares de banda X trabajan en los 9,900GHz.

Lo mismo ocurre con la banda K (24,150GHz vs. 24,125GHz) y la banda Ka (34,360GHz vs. Superwide Band, 33,4GHz, 35GHz, etc.).

Como consecuencia de lo expuesto anteriormente, es muy posible que un detector pensado y diseñado para el mercado USA no detecte la banda Ku, puesto que no es empleada por la policía en USA.

Actualmente en España no existen radares en Banda X, ni Ku. La mayoría de los radares que existen son el modelo Multanova que emiten en la banda Ka 34,360GHz, de tal forma que si compramos un detector pensado y desarrollado para su uso en USA, es muy probable que adquiramos un detector que únicamente escanee la Superwide Band, esto implica que el detector va a escanear toda la frecuencia que va desde los 33,200GHz hasta los 36,000GHz.

Pero no se trata únicamente de la diferencia en las frecuencias, otro factor determinante es la potencia de emisión, que en España según la legislación vigente ha de ser muy reducida.

Los radares en USA suelen emitir a una potencia muy superior a la de los radares europeos, así por ejemplo, el conocido Stalker americano emite a una potencia 10 veces superior que el Multanova 6F utilizado en España.

Este hecho tiene implicaciones muy serias, pues un detector diseñado para captar el potente Stalker no será lo suficientemente sensible para captar con antelación la débil señal del Multanova, aunque ambos detectores funcionasen en la misma frecuencia.

El motivo de que no detecte es que los diseñadores del detector de radar americano con el fin de evitar falsas alarmas instalan unos filtros que establecen en el detector una intensidad mínima de señal antes de que el detector nos avise, lógicamente al estar pensados para el mercado Norteamericano, el umbral de señal mínimo es muy alto para Europa, como resultado de lo expuesto anteriormente muchos detectores en España no avisan hasta que estamos prácticamente encima del radar, sin tiempo para reaccionar o bien cuando hemos superado el radar y ya ha sido fotografiado el vehículo.

Otro factor que influye en este aspecto de disminución de sensibilidad de un detector diseñado para USA en Europa es que el detector americano al tener que escuchar a lo largo de todos los 2,5GHz de banda Ka entera americana, tienen que hacer barridos muy rápidos y menos precisos, mientras que a un detector europeo le bastaría con barrer solo un tramo corto de -/+100GHz que es donde funcionan los radares de la banda Ka Europea, con lo que lo puede hacer mas lentamente y con mas sensibilidad, y así poder detectar con antelación la débil señal de los radares europeos.

También influye el hecho de que los radares en España son del tipo foto-radar (Multanova 6F); un radar combinado con una cámara para sacar la foto del infractor y no tener que pararlo. Este tipo de radares suelen estar colocados en sentido «descendiente», es decir, que el aparato esta apuntando en sentido del trafico por detrás a los coches, y no les apunta de frente, por lo que la señal de radar es mas débil que si lo hiciera de frente. Esto hace que sean mas difíciles de detectar aún todavía. Como resultado de un diseño orientado a las necesidades Norteamericanas el detector en Europa va a perder efectividad y rendimiento. Aun siendo el detector mas moderno, con un procesador mas rápido…. este hecho le va a implicar una dramática perdida de efectividad. A mayores el hecho de escanear toda la Superwide Band, aun siendo el mas moderno del mercado con los filtros mas avanzados va a implicar tener un mayor numero de falsas alarmas que el detector que trabaja escaneando un tramo de la banda Ka, también conocida como Ka Narrow.

Los factores de diseño de los equipos de medición de velocidad, vienen predeterminados por las necesidades que tienen las distintas policías, hay que tener en cuenta que la policía en USA no necesita una fotografía para dar validez a la denuncia, sino que únicamente han de realizar la medición y si se circula por encima de la velocidad permitida nos denunciara. Esto le permite a la policía Norteamericana usar los radares apuntando de frente al vehículo, por este motivo emiten con tanta potencia, para tener un mayor alcance efectivo de lectura. En España la situación es muy distinta, primero la legislación limita la potencia de emisión y han de presentar una prueba documental de la infracción, lo que implica que la mayoría de las veces la medición se realice en el sentido de la marcha, con lo que la señal que le llegara al detector de radar será muy pequeña, ya que lo que captamos son rebotes de la onda en los objetos próximos al radar.

Por todo lo expuesto anteriormente, el detector diseñado para el mercado Norteamericano aunque puede detectar un Multanova en los 34,360GHz (ya que dicha frecuencia esta dentro del rango de escucha tan amplio de la SuperWide Ka Band Norteamericana), no tendrá suficiente sensibilidad como para avisar con antelación, avisándonos gran parte de las veces demasiado tarde.

Por este motivo en ocasiones llega a nuestros oídos el caso en el que un conocido ha adquirido un detector, que es el mejor modelo en las comparativas que se realizan anualmente en USA, bien lo adquiere directamente en USA o en España a través de un importador paralelo pero el detector no le detecta adecuadamente y le da muchas falsas alarmas.

En resumen, que el detector que adquiramos si va a ser empleado en España deberá ser diseñado para captar específicamente los radares europeos o ser configurable. No son validos los detectores diseñados exclusivamente para el mercado norteamericano con solo la configuración de SuperWide Ka.

El problema se nos plantea porque la mayoría de los detectores que existen en el mercado su procedencia es de fabricantes norteamericanos.

Por esa razón nos encontramos con gran cantidad de modelos que están únicamente diseñados para los radares Norteamericanos y no son programables para Europa.

Además estos detectores no tienen capacidad de captar la banda Ku, ya que no se usa en Norteamerica (tampoco es usada en España), pero en cambio si es usada en algunos países de Europa como Francia o Inglaterra, y los conductores que realizan desplazamientos por Europa les puede interesar disponer de esa banda.

Estos detectores son vendidos en Europa y España por importadores sin escrúpulos que aun conociendo las limitaciones de sus productos, los venden como detectores validos para el mercado Europeo, y no son precisamente baratos, los vendedores se aprovechan de la inexperiencia del comprador que normalmente tiende a asociar que a mayor precio mejor es el producto.

Existe un segundo tipo de detectores, que aunque son fabricados en Norteamérica, el fabricante los ha dotado con la capacidad de ser programables para que el usuario en función del país donde se encuentre pueda programarlo y así detectar las frecuencias empleadas en Norteamerica o Europa según la necesidad de sus usuarios. Este tipo de detectores son validos para el mercado europeo.

Por último dejaríamos los modelos que son directamente diseñados para funcionar específicamente para las frecuencias y radares europeos para que su eficacia sea la óptima para Europa y que no sirven para el mercado Norteamericano.

Así que es muy importante fijarnos que el detector de radar que compremos tenga la posibilidad de acotar el tramo de la banda Ka a los 34,360GHz, que es la frecuencia en la que funcionan los radares en España, y no sea de los que únicamente cogen la SuperWide Ka Band americana. De todas maneras cuando entremos a detallar cada modelo mencionaremos esta característica.

Para más información sobre las frecuencias utilizadas en los diversos países, podéis consultar la tabla “TABLA de RADARES”

BLACK FRIDAY..... 10% DESCUENTO