Descripción y funcionamiento

  • Categoría de la entrada:Inhibidores

¿Por qué inhibidores y no simplemente sensores o detectores láser? Las pistolas láser (LIDAR) tienen dos características muy distintas que los sistemas de radar. Una es que debido a que usan un haz de láser infrarrojo en ver de microondas de radar, su haz no se dispersa como el radar. A 500m el haz de la pistola láser mide aproximadamente 2,5m de diámetro solo, de manera que no se escapa ni esparce mas allá del objetivo con lo que es muy difícil detectar que se esta usando un láser en los alrededores a no ser que te estén apuntando directamente a ti, o que cojas un rebote fortuito. Con el radar, las microondas se esparcen y rebotan en todas direcciones con lo que los detectores de radar detectan esas microondas aunque el radar este apuntando en la dirección contraria. Sin embargo con el láser, podrían esta apuntando al coche del carril de al lado y tu detector láser no darse cuenta.

ultralyte

La otra característica es la rapidez con la que las pistolas láser son capaces de conseguir captar la velocidad del vehículo objetivo, son más rápidas que los sistemas de radar. Pueden llegar a tardar solo 0,3 segundos, aunque dependiendo de las condiciones ambientales, la reflectividad del vehículo en cuestión, distancia, etc. pueden necesitar mas tiempo.

Si unimos estas dos particularidades del LIDAR nos damos cuenta que al contrario que el radar, con el LIDAR no vale con detectarlo porque para cuando te avisa el detector de láser, ya te habrán cogido tu velocidad. No tienes aviso previo hasta que no te apuntan a tu vehículo y cuando te avisa no te da tiempo a frenar antes de que te cojan la velocidad. Así que la función de detección de láser es inútil. La única manera de luchar contra el LIDAR es evitar que el aparato te pueda leer tu velocidad directamente. Y esto no lleva a los inhibidores de láser.

Los inhibidores, o jammers en ingles, son aparatos que tienen un transpondedor con un diodo que emite un láser muy potente de la misma frecuencia que el del LIDAR. De manera que cuando te apuntan con una pistola láser, el sensor del transpondedor lo detecta e instantáneamente emite un pulso láser muy potente de vuelta a la pistola láser y la “ciega” haciendo que no pueda recibir los rebotes de su propio haz y no pueda adquirir la velocidad del vehículo objetivo. Al mismo tiempo que entra en funcionamiento la inhibición al detectar el LIDAR, también suena una alarma acústica dentro del coche para avisarnos de que estamos siendo apuntados por un láser y podamos al mismo tiempo moderar nuestra velocidad. El kit del inhibidor consta de uno o varios transpondedores que tienen forma de pequeñas cajas negras que se coloca en la parte delantera y posterior del vehículo, un modulo de control que regula el funcionamiento y va oculta dentro del coche, un pequeño botón de encendido/apagado instalado dentro del coche, un altavoz que emite una alarma acústica cuando entra en funcionamiento el inhibidor con un láser, y un led luminoso que indica que esta encendido o apagado.

Emitir radar es altamente ilegal para particulares pero la emisión de este tipo de láser infrarrojo no es ilegal, las pistolas láser de la policía emiten en una longitud de onda (904nm) muy común y extendida para aparatos de de infrarrojos, que es la de Clase1M láser. Hasta el mando a distancia de la televisión de casa emite en esa onda, así que los aparatos que emiten en esa onda son perfectamente legales. Otra cosa es emplearlo para evitar las medidas de control de velocidad del gobierno, y ese es un tema un poco gris aun en la legislación y los jammers.

La aprobación de la nueva Ley de Seguridad Vial que entró en vigor el pasado 24 de Mayo del 2010 prohibe especificamente con multas de 6.000€ y 6 puntos la utilización de estos dispositivos, no así los DETECTORES de radar que han pasado a ser legales

BLACK FRIDAY..... 10% DESCUENTO